miércoles, 1 de diciembre de 2010

De niño.

Te has perdido lo magico de nuestra relacion por no creer en las hadas, en los gnomos, en lo magico, en lo tierno... Pues este, se fue con mi portaso. No debi golpear la puerta, pero tu no debiste llamarme loco al creer en lo increible, en lo que me da esperanzas, en lo que me hace sentir libre. Puedes llamarme niño, si eso es lo que soy... Yo, de niño, era inquieto, atrevido, loco y mal humorado, lo mas divertido, es que no he cambiado en nada.
Por no creer en las hadas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario